Días así

A veces me despierto y creo estar aún más despierto.
Veo más claro y me duele.
Me duele el esfuerzo no recompensado.
La espalda un día y otro también.
La naturaleza que me esquiva.
Los cielos que me esquivan
El aire limpio que me esquiva.
Las sonrisas vacías de la gente.
Los oídos tapados de la gente.
La mirada perdida de la gente.
y sus bocas, llenas de lodo.
El miedo que lo envuelve todo y lo cementa.
Las quejas que se alimentan de espuma de cerveza
y ese mundo que no cambia.
Mientras el Mundo, con mayúsculas, tose.
El Mundo llora.
El Mundo avisa y se corrompe.
Y la gente apura su cerveza y cree que así, con su lamento,
el Mundo ha cambiado.
Y es cierto. Demasiado cierto.
Tan cierto como que hay días que me despierto
y estar despierto me duele.

Anuncios
Publicado en Momentos, Poesía

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Pequeño buzo somnoliento

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 108 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: