La fugacidad de ver una estrella

star9

Este fin de semana compartimos la vida con unos amigos y fuimos, en las acertadas palabras de una de ellas, “ruralmente felices”. Entrada la noche salimos un momento fuera y fuera era un claro en lo más profundo del bosque.
El cielo estrellado se abrió ante nuestros ojos.
Otra amiga vio pasar una estrella fugaz.
Se emocionó y pidió un deseo.
Es tradición que cuando vemos pasar una estrella fugaz pidamos un deseo. Parece tan poco probable ver una, que su visión se nos antoja como una señal mística; despierta en nosotros la certeza olvidada de que habitamos el mundo de las posibilidades.
Cada noche diez estrellas fugaces por hora pintan el cielo. Es por lo tanto un fenómeno no tan inusual como puede parecer. Lo extraordinario de ver una estrella fugaz radica en una serie de maravillosas coincidencias que, salvo la primera, nada tienen que ver con la astrofísica:

– Que no haya luna llena.
– Que no haya nubes.
– Que te encuentres en un lugar sin contaminación lumínica.
– Que estés despierto.
– Que del montón de cosas que puedas escoger hacer estando despierto de noche escojas mirar las estrellas, asumiendo el riesgo de empequeñecerte hasta desaparecer, el riesgo de que tu vida cambie, revolcada por la temblorosa levedad que se deriva de su contemplación.
– Que dispongas de una buena tumbona o silla o en su defecto un cuello musculado que te permita mantener la vista en el cielo el tiempo suficiente.

De todas estas condiciones la más limitante, creo, es escoger mirar las estrellas. La fugacidad es la nuestra. La fugacidad del tiempo que dedicamos a contemplar. La fugacidad, no escogida, que dedicamos a vivir. En una infinitud de no ser, somos un instante, brillante y emocionante como una estrella fugaz rasgando el cielo nocturno. Y nos identificamos con ella y soñamos que todo es posible. ¿Y es eso cierto? Ver una estrella fugaz es poco probable. Pero si calculáramos la probabilidad de nuestra propia existencia…¿cuántos ceros deberíamos escribir detrás de la coma? Una vez existimos, todo es posible, ya que todo es porque existimos. La estrella fugaz no es más que la mecha que nos lo recuerda. Como escribió el gran Terry Pratchett “Una probabilidad entre un millón sale bien nueve de cada diez veces”.
El deseo de nuestra amiga, se cumplirá.

Anuncios
Publicado en Reflexiones
4 comments on “La fugacidad de ver una estrella
  1. La fugacidad de ser una estrella, tal vez somos estrella. O somos estrella fugaz y al tiempo no somo casi casi nada. Me quedo con tus palabras “Una vez existimos, todo es posible, ya que todo es porque existimos”, me las apropio, las interiorizo, en unos minutos las escribiré en mi libreta con tu nombre, y entonces las estrellas, tus amigos y tú pasaréis a formar parte de mi imaginario. Un abrazo

  2. Rafael dice:

    El otro día estuve en una conferencia:”Cómo crear una mente”.Para el ingeniero, escritor, y futurista, Ray Kurzweil, en 2029, la inteligencia artificial no podrá distinguirse de la humana.
    Esos futuros cerebros, esa máquinas, robots, que terminarán siendo más inteligentes que el ser humano… ¿disfrutaran de la visión nocturna de una estrella fugaz? ¿Serán capaces de pedir un deseo? ¿Tendrán deseos, amigos…? Voy a fortalecer mi cuello, creo que es una buena idea. Abrazos.

    • alexnoguesotero dice:

      Yo tiendo a pensar que en el futuro, uno no muy lejano, los hombres y las máquinas seremos un organismo simbiótico; como los liquenes, mitad alga mitad hongo. Hasta entonces, antes de que nos implanten telescopios en los retinas, miremos las estrellas como siempre se ha hecho, con admiración y esa extraña mezcla de esperanza y congoja. Un abrazo Rafael.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Pequeño buzo somnoliento

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 107 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: